Cómo sellar una mampara de ducha: pasos a seguir

2020-02-17

Consejos e ideas,

cómo sellar una mampara de ducha

Una de las principales funcionalidades de este elemento, o incluso la principal, es que aísla el cuarto de baño de las posibles salpicaduras que produzcamos al ducharnos, por lo que saber cómo sellar una mampara de ducha es fundamental.

Si te lo estás planteando ya sea porque has comprado una nueva y la quieres instalar tú mismo o porque has desmontado tu mampara de ducha para limpiarla, el último paso antes de disfrutar de nuevo de este espacio es sellarlo de manera correcta con silicona, ¿lo has hecho alguna vez?

No te preocupes si tienes que hacerlo, es bastante sencillo y solo hay que tener en cuenta algunas consideraciones para que el resultado sea espectacular y no tengas que pedir ayuda a nadie, ¿preparado?

¿Qué material necesito para sellar una mampara de ducha?

Primero vamos a empezar por las cosas que necesitas antes de ponerte manos a la obra. No son muchas ni muy caras, pero es necesario que las tengas en cuenta para que no eches nada en falta una vez que ya estés en pleno proceso.

Ten en cuenta que si no tienes limpio ya el espacio previamente vas a necesitar para retirar suciedad y otros restos:

  • Espátula
  • Agua y jabón u otro producto desinfectante.
  • Paño de fibra

Si ya lo tenías todo preparado y solo te falta impermeabilizar la mampara de ducha, esto es lo que necesitas:

  • Silicona
  • Pistola de silicona
  • Guantes de plástico

Antes de continuar y contarte los pasos para que sepas cómo sellar una mampara de ducha, queremos hablarte de la importancia que tiene la elección de la silicona, créenos, ¡lo agradecerás!

La importancia de la silicona

Ten en cuenta que este va a ser el elemento que, además de nuestra destreza, va a hacer que la mampara, o el plato de ducha, queden perfectamente aislados. Esto no es solo importante para evitar salpicaduras al exterior del baño, algo que está muy bien, pero es que evita que puedan salir humedades por filtraciones tanto en nuestra casa como posiblemente en la de los vecinos, ¡como ves es fundamental hacer un buen sellado!

A causa de todos los problemas que nos podemos ahorrar te recomendamos que, ya que te pones manos a la obra, te hagas con un buen bote de silicona. Solo necesitarás uno, así que el gasto no será muy elevado. Las características recomendadas son: que sea silicona específica para baño y, como plus, que sea antifúngica.

Esto es fundamental por las condiciones de humedad del espacio y así te evitarás tener que cambiarla con demasiada frecuencia o bien algún otro disgusto relacionado con estos habitantes poco deseados en la ducha (y en cualquier otro lugar).

También podrás encontrar silicona blanca o transparente, así que esta elección va a depender de tu plato de ducha y de tu mampara. Si tienes la perfilería blanca o el plato de ducha de este color, apuesta por la silicona blanca, si es de cualquier otro color, mejor transparente.

Ahora que ya conoces los consejos para elegir una buena silicona, es hora de que aprendas cómo sellar una mampara de ducha con ella, ¿no crees?

Cómo sello una mampara

¿Cómo sellar una mampara de ducha correctamente?

1. Limpiar la superficie y secarla

Lo primero que tenemos que hacer, si no lo hemos hecho ya, es limpiar bien el espacio. No nos referimos solo a la perfilería o el plato, también los azulejos. Este paso es muy importante pues si cualquiera de las superficies está sucia la silicona no se va a adherir de manera correcta.

Si es un cambio de silicona, elimina los restos con una espátula y aplica agua con jabón en la superficie hasta que quede bien limpia.

También es buena idea desinfectar la zona antes de poner una nueva capa pues así evitaremos que queden bacterias o moho que puedan estropear nuestro trabajo en poco tiempo.

Una de las cuestiones imprescindibles sobre cómo sellar una mampara de ducha es aclarar bien la superficie y también secarla correctamente antes de ponernos a darle una nueva capa. Con un paño de fibra que no deje restos seca toda la pared, el plato y los perfiles, ¡que no quede ni gota!

2. Asegúrate de haberla fijado correctamente

Si estas instalando una nueva mampara o bien estás recolocando la que tenías después de una limpieza profunda, asegúrate antes de nada que los perfiles están bien ajustados a las paredes y también al plato de ducha.

Si esto no es así quedarán huecos demasiado amplios que pueden hacer que la silicona no se pegue correctamente o que se acabe deteriorado por tener que cubrir y proteger demasiado espacio. ¡No tenemos que hacer una chapuza de hogar!

cómo aplicar silicona a la mampara

3. Cómo aplicar la silicona para sellar una mampara

Ahora bien, llegamos al punto clave sobre cómo sellar una mampara de ducha, ¡cómo aplicar bien la silicona! Con nuestra superficie limpia y seca vamos a preparar la pistola o el cartucho. Si vas a utilizar una pistola no hay mucho misterio, solo tienes que meter el cartucho dentro y al presionar el gatillo suavemente la silicona irá saliendo en función de la apertura de tu pistola.

Si lo vas a hacer a través de un cartucho, es posible que tengas que cortar la cánula. Lo principal: no abrir un orificio superior a 5 mm porque de lo contrario vamos a aplicar más silicona de la deseada. También es recomendable cortarla en un ángulo de unos 45º para que nos resulte más fácil la aplicación.

Una vez que lo tenemos preparado, vamos a aplicar la silicona de manera uniforme y sin parar en toda la línea de pared o plato que estemos sellando. ¿Por qué de esta manera? ¡Para no dejar ningún hueco! Si paramos y empezamos pueden ocurrir dos cosas: que nos dejemos huecos sin rellenar y que cuando paramos y levantamos la silicona siga saliendo y empecemos a manchar todo el plato, pared o mampara.

Aplicaremos de esquina a esquina y, cuando lleguemos al final levantaremos la cánula y ayudándonos de un papel poniéndolo en la apertura, evitaremos manchar. Protegiendo la boquilla con el papel nos dirigimos a otro punto a sellar y empezamos de nuevo.

4. Alisar la aplicación

Este es un paso sencillo y que, dependiendo de gustos, puede aportar cierta satisfacción. Con los guantes de plástico puestos tienes que humedecer la punta de tu dedo índice en agua jabonosa y pasarla por la junta a la que has aplicado la silicona.

De este modo vamos a conseguir dos cosas: por un lado que la silicona entre en cada pequeño recoveco con la presión de nuestro dedo, por otro lado, que la superficie de la silicona quede bien alisada.

Al hacer esto la silicona sobrante desbordará por los lados de nuestro dedo, pero no te preocupes, que… ¡con eso seguimos ahora!

5. Limpia los restos

Tendremos que limpiar esos restos sobrantes antes de que se sequen o nos va a tocar flotar más. Si tienes un paño que ya no tenga mucho valor quizá es tu mejor opción, pero que no suelte fibras. La silicona puede que se quede pegada a la tela y que te resulte difícil eliminar los restos.

6. Deja secar la silicona

¡Ya sabes cómo sellar una mampara de ducha! Ahora solo tienes que admirar tu obra y… tener algo de paciencia pues la vas a tener que dejar secar. El tiempo depende de las especificaciones del fabricante de la silicona pero nosotros incluso te recomendaríamos que dejes secar durante 24 horas al menos, así, después de todo el trabajo, ¡te curas en salud!

Ten en cuenta que estos consejos se aplican tanto a la mampara como al plato, pues es importante que ambos estén bien sellados de cara a posibles inconvenientes. ¿Te has animado a realizarlo tú mismo? ¿Quieres disfrutar de un nuevo cuarto de baño? Descubre nuestras mamparas y los platos de ducha en decorabano.com y encuentra los modelos que mejor se adapten a lo que necesitas, ¡ya sabrías sellarlos!

0/5(0 Reviews)