Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies.

¡Aceptar!

Recuperar contraseña ¿Ha olvidado su contraseña? No se preocupe, nosotros podemos ayudarle

Cisterna baja para inodoro


Filtros:


Hemos encontrado 3 productos

Ordenar por: Precio

Black Friday Envío express
Black Friday Envío express

Cisterna baja

La cisterna baja es el elemento trasero de la mayoría de inodoros de suelo y algunos compactos (sin espacio detrás, pegados a la pared). 

El sistema de difusión de agua se asienta sobre el sanitario, localizando en su interior todo el mecanismo necesario para su funcionamiento.

Puedes adquirirla de forma independiente si necesitas renovar la que ya tienes.

Antes de hacerlo, fíjate en el método de entrada: se comercializan modelos de cisterna baja para inodoro con entrada solo inferior o entrada inferior y superior a la vez.

Averigua primero dónde está la entrada en tu baño antes de adquirir cualquiera de nuestras cisternas bajas.

Las características de una cisterna baja moderna son:

  • La mayoría son de porcelana: resistente y adecuada para soportar humedad constante.
  • Las hay en varios estilos, desde minimalistas a vintage (como esta de Unisan Sanidusa).
  • Incluyen prestaciones actuales como el sistema de doble descarga, que te ayudará a ahorrar agua.

Un inodoro con cisterna baja económico

La cisterna baja es habitual en los inodoros que van sobre el suelo.

Estos modelos más clásicos los puedes adquirir en forma de conjunto o pack con la cisterna separada y el bidé. 

Los sanitarios fabricados en porcelana de aspecto antiguo los hay en baños de todo tipo. En caso de querer innovar más, puedes optar por una cisterna baja para inodoro compacto.

Apoyado en el suelo, se diferencian por sus líneas más actuales y por que su estructura se pega completamente a la pared posterior. Evita huecos por donde se acumule la suciedad o no pueda pasar bien la fregona. 

¿Para quiénes es la cisterna baja?

Empecemos contándote para quién no es. Si tienes un inodoro suspendido, lo más habitual es combinala con una cisterna alta empotrada.

Estos diseñados así hoy en día: se colocan ocultos tras cualquier tabique o pared.  Eso sí, precisan una pequeña obra.

La cisterna baja, por el contrario, está diseñada para inodoros de suelo y su instalación es sencilla. No necesitas realizar obra y puedes comprar una cisterna baja universal si lo deseas.