Aviso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí: Política de Cookies.

¡Aceptar!

Recuperar contraseña ¿Ha olvidado su contraseña? No se preocupe, nosotros podemos ayudarle

Cisternas empotradas


Filtros:


Hemos encontrado 4 productos

Ordenar por: Precio

Black Friday

Cisternas empotradas para inodoros

Una cisterna empotrada es buena idea cuando se opta por un baño minimalista.

No es necesario colocar sanitarios con este elemento a la vista. De hecho, es cada vez más popular instalarlas dentro de la pared.

Para optar por cualquiera de nuestras cisternas empotradas has de tener en cuenta ciertos detalles:

  • Debes adquirir un inodoro de cisterna alta. 
  • Necesitas una toma de agua alta.

Encontrarás gran variedad en estos elementos con extras que mejorarán la experiencia de uso como el sistema de doble descarga, que te ayudará a ahorrar agua, o el revestimiento interior de esfevorite, que disminuye el ruido.

¿Cómo es un inodoro de cisterna empotrada?

Las cisternas empotradas están disponibles para inodoros compactos o para los suspendidos. En los inodoros de suelo, las cisternas son tradicionalmente bajas.

Los inodoros suspendidos, que se colocan sobre la pared dejando el espacio de abajo libre, siempre funcionan bien con una cisterna empotrada.

En nuestro catálogo encontrarás modelos que incluyen la cisterna y otros modelos donde se venden por separado.

Eso sí, no te aconsejamos adquirir inodoros y cisternas de distintas marcas. Podría haber incompatibilidades.

Los inodoros compactos, otro de los habituales con cisternas empotradas, se colocan sobre suelo, apoyados. 

Los sanitarios compactos son aquellos que tocan totalmente con la pared, creando un ambiente más ligero visualmente y bien aprovechado.

Ventajas de las cisternas empotradas

¿Quieres saber qué te aporta una cisterna empotrada en el baño? Aquí te nombramos algunas de las ventajas:

Aspecto minimalista.

  • La cisterna es un elemento que no necesita estar a la vista y, como sabrás, el minimalismo quedarse con lo esencial.

Liberación de espacio.

  • En baños estrechos ahorrar centímetros es vital. Colocar un inodoro suspendido o compacto con una cisterna empotrada es ideal para desahogar el espacio.

Estilo moderno y actual.

  • Si te atraen los baños más modernos, cuida cada detalle de tu hogar.
  • Una cisterna baja es muy tradicional con lo que no irá acorde al estilo.